Sábado, 25 de enero de 2014, medio amodorrado después de comer, me llega un whatsapp de mi socio Emmanuel, con un recorte del Diario Montañés del mismo día (lo podéis ver aquí). Comienzo a leerlo con los ojos aún nublados por el letargo, sopor que cinco o seis líneas después abandona mi cerebro cual virtud en Telecinco.

Parece ser que el CODIDCAN (Colegio de Diseñadores de Interior y Decoradores de Cantabria) y/o alguno de sus miembros ha «diseñado» diversas propuestas de imagen gráfica para el mercado comercial al aire libre que se va a celebrar periódicamente en la Plaza Porticada (las podéis ver aquí). Dicho trabajo, realizado por iniciativa propia, ha sido ofrecido al Ayuntamiento de Santander de forma “desinteresada” y gratuita como, según Mara Pardo (presidenta del Colegio Profesional), «…una gran oportunidad para hacer un mercado de nivel…».

Señora Pardo, señores miembros de CODIDCAN, junta directiva y responsables de dichas propuestas, sabemos que la crisis aprieta y el trabajo escasea en todos los sectores, incluido el suyo y por supuesto el nuestro; sabemos que de buenas intenciones, y las suyas creemos que lo son, está el mundo lleno; y desde luego somos conscientes del esfuerzo realizado, pero desde aquí y con toda la educación de la que puedo hacer acopio les pido que:

- Jamás abandonen sus programas de CAD, sus metros stanley y sus catálogos de telas, maderas de suelo y mobiliario para dedicarse a algo para lo que no están formados. Esas propuestas son el equivalente a lo que haría un niño de cinco años si le ofreciesen un par de botes de pintura y un martillo neumático para redecorar el Comedor de Infantes del Palacio de la Magdalena: un completo desastre.

- Nunca ignoren que son profesionales, circunstancia íntimamente relacionada con la acción de cobrar por el trabajo realizado, por lo que tengan la decencia y la inteligencia de no regalar su esfuerzo en un trabajo que no les corresponde y para algo cuya única naturaleza es la mercantil.

- No olviden para qué tienen la cabeza encima de los hombros y piensen antes de actuar. Y si aún así dudan, nunca obvien esa gran fuente de sabiduría que es el refranero español, con frases tan grandes como: «zapatero a tus zapatos» o «a boda ni bautizado, no vayas sin ser llamado».

- Traten de no faltar al respeto a un colectivo como el de los profesionales de la gráfica y la comunicación, ya bastante ninguneado, por cierto, en nuestra región. Vender dichas propuestas gráficas como «diseño de nivel» no ayuda a que la sociedad confíe en que el diseño (tanto el gráfico como el de interiores) es fuente de riqueza (tanto cultural como económica), y sólo vea el diseño como un lujo superfluo o un juego de corta, pega y colorea.

- Nunca dejen de ser serios, responsables y consecuentes; el intrusismo profesional es una lacra económica a exterminar, y si ustedes se quejan de ello en su profesión, y seguro que luchan activamente contra él a través de su Colegio Profesional, hagan el favor de predicar con el ejemplo y no se metan donde el kerning y/o el CMYK les pueden dejar fácilmente en el más completo ridículo.

- Y por último, les pido por favor que no presionen más al Ayuntamiento de Santander, institución que bastante tiene con soportar día a día, acción tras acción, su horrorosa, errática y desafortunada estrategia de comunicación gráfica, pero eso es otra historia que daría para muchas páginas. Señores del Consistorio: «¿para cuándo un plan de comunicación gráfica serio, responsable y acorde con las necesidades de los ciudadanos? No saben cuánto lo agradecerían sus arcas y nuestros cerebros».


El equipo Creando,

P.D. No estoy seguro de quién es el responsable de la denominación que aparece en las propuestas para el mencionado mercado, "Porticada Sunday Market" o «Porticada Sunday Shopping». Sea quien sea, responsables del evento o creadores de las proposiciones gráficas, les pido por último que nunca renieguen de nuestro idioma: no por denominar algo en ingles tendrá más nivel, será más moderno, interesante o tendrá más éxito. Saquemos pecho de nuestra cultura e idioma, denominemos a las cosas por su nombre y dejemos atrás esa perenne sensación de vergüenza paleta que hace que minusvaloremos todo lo cercano.

 

 

logo p

 

Juan José Pérez del Molino, 17
39006 · Santander (SPAIN)
Tel. 942 07 50 05 · This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

To receive our newsletter, please enter your details below