Cuando pensamos en diseñadores/creativos pensamos en bohemios, locos, maniáticos y excéntricos. Y la verdad es que no es así, bueno, vale, sólo en parte.

En realidad de lo que no nos damos cuenta en muchas ocasiones es que vivimos rodeados de diseño, y que cada cosa –en la mayoría de los casos- es como es por una razón.

En la comunicación pasa lo mismo, estamos rodeados de ‘cosas’ que comunican algo, y todo está pensado para transmitir un mensaje de una determinada y estudiada manera, lo que pasa es que siempre pensamos en comunicación como en ‘algo’ hablado, en un discurso o en ‘algo’ escrito, y lamentablemente, en muchos casos simplemente ni siquiera pensamos ni en la comunicación, ni en el diseño, el ajuste de costes a veces hace que se pase por la guillotina los pilares de cualquier proyecto.

Tenemos infinitas formas de comunicarnos, y el diseño es una de ellas.

Según la wikipedia:

“La comunicación es el proceso mediante el cual se puede transmitir información de una entidad a otra.”

Infinitos formatos o soportes

En la comunicación, el medio por el que se transmite puede variar, y por lo tanto el diseño cambia de soporte. Podemos estar hablando del ‘packaging’ de un producto, de la cartelería de un evento o de una web, etc, en todos los casos hay que conseguir que el primer vistazo haga que los usuarios-clientes-visitantes tengan o sientan unas emociones que les genere interés. Ya que soy informático y es el medio que más conozco, vamos a poner ejemplos dentro del mundo del diseño web.

En una web, y aquí me da lo mismo que sea un blog personal, una web corporativa, una web de contenidos o una tienda online, el principal problema cuando un usuario llega es que la navegación no sea fluida, que no sea fácil de localizar el contenido que viene buscando. En google hay cientos de posibilidades para encontrar información de cualquier tipo, si nosotros no somos capaces de mantener un visitante en nuestra web, lo encontrará en otra.

Con el diseño transmitimos mucha información. Puede parecer que lo único importante para el lector/visitante sea su contenido, pero en realidad, al contenido, por muy bueno que sea, no siempre es suficiente si el diseño o la estructura de esa web nos invita a irnos o hace que el tiempo que pasamos leyendo sea incómodo o molesto, en resumen, echamos al visitante.

Banners, banners animados, listados interminables de artículos, publicidad en todos los huecos libres, iconos, accesos a secciones que parecen hechos con ‘paint’, colores que en lugar de llamar la atención hacen que cerremos los ojos para no verlos, decenas de botones de todas las redes sociales posibles para que los pocos visitantes que se quedan a leer la noticia puedan compartirla con sus ‘amigos’…


Los fallos típicos

Tenemos cientos de ejemplos de malos diseños o de “no diseños”, web con contenidos exagerados, clientes ‘diseñadores de nivel 1’, y clientes ‘diseñadores de nivel 2’, que básicamente se diferencian en que los primeros te dicen lo que quieren en base a sus propios dibujitos y cómo lo tienes que hacer, y los segundos te enseñan su antigua web en flash con una animación super-mega-chula con su logotipo para que la nueva, actual y 2.0 sea igual.

Otros problemas habituales pueden ser:

  • Confiar el diseño de tu web a un amigo que hizo un curso de 15 horas del INEM.
  • Confiar el diseño de tu web en ti mismo.
  • Contratar profesionales pero no dejarles hacer su trabajo.
  • “Hazlo tu mismo” o el modelo “contrato en one & one pongo el logo y tengo web para mi negocio”.
  • No dar ninguna importancia a la distribución de la información en tu web, ni a la usabilidad, ni a cómo va a navegar un usuario por las diferentes opciones y niveles de tu web, no controlar que opciones va a tener a su disposición un usuario cuando vaya pasando niveles como si de un video-juego se tratara, no pensar en los usuarios que acceden desde dispositivos móviles…


Caso real y bastante habitual

Cliente: Ya tengo clara la web que quiero,
Empresa: ¿Tiene logo o imagen corporativa?,
Cliente: NO,
Empresa:  : |

Las frases más repetidas tras cometer alguno de los fallos anteriores

    No tengo visitas.
    Mi SEO no está funcionando.
    No vendo nada aunque publicó en redes sociales.
    El porcentaje de rebote en mi google analytics es muy alto. (Esto ya es incluso gracioso).

Soluciones

Si quieres tener un canal de comunicación de su empresa/negocio, lo primero que debes tener definido, y es esencial, es tu negocio –no hagas la web de algo que todavía no sabes cómo llevar adelante- y su imagen corporativa.

Si le das importancia a tu negocio, no se la restes a la web –o soporte- que lo va a transmitir por ti a todo el mundo.

El cliente es un profesional de su sector, nunca dudamos de que sabe lo que se hace con su empresa, así pues:

DEDIQUENSE A LO SUYO, POR FAVOR, CONFÍEN EN PROFESIONALES, LES SALDRÁ MÁS BARATO QUE REPETIR EL TRABAJO.

por Juanjo Cacho @cachuco

logo p

 

Juan José Pérez del Molino, 17
39006 · Santander (SPAIN)
Tel. 942 07 50 05 · This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

To receive our newsletter, please enter your details below